viernes, 29 de abril de 2011

Un minuto son muchos días

Y llega por fin el viernes, pistoletazo de salida para el loco fin de semana. Desgraciadamente, o por suerte, este no va a ser un loco fin de semana, se quedará solo en dos días insípidos para el relax, paseos y aburrimiento.


Es lunes y quieres que sea sábado, es martes y quieres que sea sábado, es miércoles y quieres que sea sábado, es jueves y quieres que sea sábado... hasta que llega el esperado y ansiado sábado y se pasa, para que luego tengas que volver a estar esperado otra larga semana, deseando que llegue, para que vuelva a pasar con similar velocidad.

En cambio... ahora mismo prefiero que se pasen las semanas lo más rápido posible, me da igual que sea lunes que jueves que sábado, solo quiero que pase el tiempo todo lo rápido que pueda, para que luego todo este tiempo acelerado se frene y detenga en el momento que yo elija. ¿Cuál será ese momento? La verdad es que no sé cual elegiría ahora mismo... hay tantísimos momentos que me gustaría vivir, para nunca dejarlos pasar, que realmente no podría elegir con cual quedarme. De una cosa estoy segura, lo que estoy viviendo ahora no lo cambiaría por nada, solo que pasen las semanas para que llegue el verano, y se estanque el tiempo junto a ti.


"El tiempo es cuestión de tiempo, la vida es cuestión de vida, la vida dura un momento, el tiempo toda la vida".

No hay comentarios:

Publicar un comentario