martes, 19 de abril de 2011

It's time to be a big girl

Hoy no es un buen día... corre el viento y las nubes cubren el cielo de la ciudad, se diría que hace “un día de perros”. Todas estas nubes nublan también el ánimo, una mañana que había empezado a ser alegre se ha tornado en poco tiempo en una triste y pobre, con la simple vista al cielo y una pequeña conversación.

¿Por qué nos afecta tanto lo que digan, piensen, hagan... las personas que queremos? Un punto importante es el quererlas, pero de ahí a que llegue a cambiar tu ánimo y autoestima es otra cosa diferente. Hay que aprender a ser más fuerte que eso, hay que saber ser fuerte para poder entender a las personas que te rodean y poder ayudarlas, pero también para conseguir que sus actos no te puedan afectar de manera tan descomunal.

Aunque el día esté nublado puede ser que más tarde salga el sol, y no te puedes permitir el lujo de estar mal, solo por no tener a esa persona a tu lado. Esa persona estará en otro momento, mientras tanto, disfruta del resto de personas que te rodean, como los amigos, que te van a sacar esa sonrisa para que dejes de pensar en las cosas sin sentido que llevan rondando todo el día por tu cabeza.

Los fenómenos que parecen acontecimientos malos, dolorosos, desagradables, son estados transitorios de algo que está mejorando.

Daré gracias a que aún es por la mañana y aún da tiempo a cambiar muchas cosas. Las nubes se pueden ir y quien sabe si saldrá el sol y con él mi sonrisa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario