martes, 26 de abril de 2011

Another night gone

Se acaba el día y con ello llega el fin de las vacaciones. Después de cuatro meses sin vacaciones se agradece una semana para el relax y dedicarse a sí mismo. Pero para saber qué es bueno hay que saber también qué es malo, y llega otra vez la hora de las clases, los madrugones, el estudiar, deberes... buf!


Menos mal que esta semanita es corta, pero aún quedan unas cuantas más por pasar. De todas formas, se agradece el calorcito que empieza a hacer ya, casi empezamos el mes de mayo y todo está cambiando. Después del gélido invierno hay ganas de salir a la calle con menos ropa, tumbarte en la hierba y dejar que el sol coloree tu piel.
Se pasa la Semana Santa, pero gracias a que este año ha sido bastante más tarde que de lo habitual, queda menos ya para el verano y las vacaciones, pensando en positivo... solamente queda soportar las clases mes y medio más... y voilá, dos meses para dedicarse al vicio propio.

Solo con pensar en el verano se ilumina la mirada, tardes de piscina, noches al fresquito, noches junto a ti...
Solo pensar en el verano y mi mente vuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario